Notas metodólogicas

5/06/2013

Carmen Natal Ramos

Servicio de Coordinación asistencial y Cuidados.  Servicio de Salud del Principado de Asturias.  SESPA

 

La investigación de resultados en salud (IRS) es una disciplina que pretende cuantificar, analizar e interpretar los resultados en salud que generan las distintas intervenciones sanitarias (medicamentos, procedimientos quirúrgicos, técnicas diagnosticas, productos sanitarios, etc.) en condiciones de práctica médica habitual1 .Sus fines son proporcionar la información de resultados que permita evaluar si determinados servicios sanitarios consiguen mantener o aumentar la salud de los individuos a partir de múltiples fuentes de información relevante para la toma de decisiones clínicas, y principalmente de los dos resultados finales de mayor interés para los individuos: la calidad y la cantidad de vida2.

La medida de resultado que sintetiza la calidad y cantidad vida de uso generalizado es el AVAC o QALY (años de vida ganados ajustados por calidad). Se define el AVAC como la unidad de medida de las preferencias ciudadanas respecto a la calidad de vida que se ha producido o evitado combinada con los años ganados o perdidos de vida respecto a un determinado  estado de salud.

Los AVAC se calculan a partir de datos de supervivencia y de preferencias del paciente multiplicando el número de años de vida ganados en una intervención por un valor estándar que refleja la calidad de vida percibida para el estado de salud obtenido, durante ese periodo. Este valor estándar que los economistas denominan utilidad, es una medida de las preferencias de los pacientes en relación con su estado de salud, o con el resultado de una intervención determinada. En investigación los valores de utilidad se usan para crear un criterio o escala de medición de resultados, ajustados por la calidad (por ej., con una escala de 0 a 10 en la que 0 fuera el peor estado de salud imaginable y 10 el correspondiente a una salud perfecta). si un paciente viviera durante 10 años con una enfermedad que se asocia a un estado de salud de 0,8, tendría 8 AVAC.

Su uso académico se inició en los años 703, se difundió en estudios de coste-efectividad de las intervenciones sanitarias, a partir de los años 90 y actualmente se consideran el patrón oro en la toma de decisiones sobre tecnologías sanitarias cuando la prolongación o mejora de la esperanza de vida ajustada por calidad de las intervenciones (fruto de una mejora en la esperanza, en la calidad de vida relacionada con la salud o en ambas) es el resultado más relevante para la decisión, debido a su claridad, simplicidad, facilidad de empleo y validez4 y actualmente se ha generalizado entre los organismos encargados de las decisiones de políticas sanitarias, como el National Institute for Clinical Excelence (NICE ), o el US Panel on Cost-Efectivennes in Health and Medicine.

Sin embargo, tanto los AVAC como el análisis coste-utilidad para el establecimiento de prioridades en la dotación de servicios sanitarios no están exento de inconvenientes, como son la asignación de un valor a las preferencias y el criterio para considerar cuando una tecnología sanitaria es eficiente.

En cuanto a la asignación de un valor a las preferencias, se han desarrollado diversos instrumentos que se usan en ensayos clínicos, como escalas de calidad de vida y de bienestar. Algunas de estas escalas evalúan la capacidad funcional en diferentes áreas, y a continuación combinan estas mediciones para producir una puntuación única de utilidad, basada en las preferencias de los pacientes por cada uno de los componentes de los diferentes estados de salud incluidos en la escala.

En el estado español la herramienta de uso generalizado, con versiones adaptadas al catalán y al euskera, además de al castellano es el EuroQuol- 5D (EQ-5D), que se incluye en la encuesta nacional de salud-2011 y en la encuesta de salud para Asturias a partir de 20085,6.  El instrumento consta de dos partes: 1) un cuestionario que mide el estado de salud en cinco dimensiones (movilidad, cuidado personal, actividades cotidianas, dolor/malestar y ansiedad/depresión) y cada una de ellas con tres o cinco niveles de gravedad (EQ-5D-3L y EQ-5D-5L , que devuelven respectivamente 243 y 3152 estados posibles de salud   2) una escala visual analógica (EVA) que va de 0 (peor estado de salud imaginable) a 100 (mejor estado de salud imaginable). Esta escala proporciona una medida cuantitativa que incorpora preferencias y que permite comparar grupos o cambios en el  tiempo7.

En el ámbito de la investigación, se han hecho algunas aproximaciones a las utilidades atribuibles a diferentes estados de salud con el fin de poder establecer prioridades de intervención, algunas basadas en la encuesta nacional de salud o en herramientas especificas como EQUIS, aunque no se ha generalizado su uso para la toma de decisiones8,9.

En cuanto al umbral indicativo de coste de coste máximo por AVAC para financiar con fondos públicos intervenciones en salud, las propuestas disponibles españolas, aceptadas por un consenso tácito, datan de 200210, probablemente porque, si bien es una herramienta que permite ordenar las intervenciones propuestas en relación a la eficiencia, la decisión de qué es o no eficiente esté sujeta a otros condicionantes, sociales, políticos y de participación.

Bibliografía

1. Weeks J, Pfister DG. Outcomes research studies. Oncology 1996; 10 (Supl. 11): 29-34

2. Badia X, Lizán L. Reflexiones sobre la investigación de resultados en salud Aten Primaria.2002;30:388-391

3.Klarman H, Francis J, Rosenthal G. Cost-effectivennes analysis applied to the treatment of chronic renal disease. Med Care.1968;6:48-54

4. López Bastida J, Oliva J, Antoñanzas F, García-Altés A, Gisbert R,  Mar J, Puig-Junoy J. Propuesta de guía para la evaluación económica aplicada a las tecnologías sanitarias. Madrid: Plan Nacional para el SNS del MSC. Servicio de Evaluación del Servicio Canario de la Salud; 2008. Informes de Evaluación de Tecnologías Sanitarias: SESCS Nº 2006/22

5. http://www.euroqol.org/home.html

6.Encuesta Nacional de Salud. España 2011/2012. Descripción de variables compuestas. Disponible en: 7.- Encuesta de Salud para Asturias.

http://www.msssi.gob.es/estadEstudios/estadisticas/encuestaNacional/encuestaNac2011/

ENSE11_Descripcion_variables_compuestas.pdf

8. Sánchez-Iriso E, Errea M, EQIS 1.0 User Guide. DT 1101 Universidad Pública de Navarra

­9. García Altés A, Pinilla J, Peiró S. Aproximacióna  alos pesos de calidad de vida de los años de vida ajustados por calidad mediante el estado de salud percibido. Gac. Sanit. 2006;20(6):457-464.

10. Sacristán JA, Oliva J, del LLano J, Prieto L, Pinto JL. ¿qué es una tecnología sanitaria eficiente en España?. Gac Sanit.2002;16:334-43


Palabras clave: , ,