Informes de Evaluación de Tecnologías Sanitarias >> Tecnologías terapéuticas. No quirúrgicas. Medicamentos

25/03/2013

Antecedentes

La enfermedad de Gaucher (EG) es una enfermedad lisosomal rara de herencia autosómica recesiva. Está causada por mutaciones del gen beta-glucosidasa ácida (GBA) que dan lugar a la acumulación de glucocerebrósido en los lisosomas de los macrófagos causando, entre otras, hepatoesplenomegalia, anemia, trombocitopenia y lesiones óseas. Se definen tres tipos de EG según la presencia o ausencia y gravedad de la afectación neurológica, el tipo I es la forma más frecuente (90%) y no suele presentar afectación neurológica. En Cataluña hay 51 pacientes con EG.

La imiglucerasa (Cerezyme®) es un análogo, producido por tecnología del ácido desoxirribonucleico (ADN) recombinante, de la enzima humana GBA y obtuvo la autorización de comercialización de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) como tratamiento de sustitución enzimática (TSE) a largo plazo en pacientes con EG tipo I en el año 1997. La indicación se extendió a pacientes con EG tipo III sin manifestaciones neurológicas en el año 2002.

La velaglucerasa (Vpriv®) es una glicoproteína con idéntica secuencia de aminoácidos que la enzima humana GBA. Fue aprobada en 2010 para el tratamiento a largo plazo en pacientes con EG tipo I.

Objetivos

Analizar la evidencia científica disponible sobre la eficacia, la seguridad y la eficiencia de la imiglucerasa y la velaglucerasa alfa comparadas con cualquier alternativa de tratamiento, incluido el placebo, en pacientes adultos con diagnóstico confirmado de EG tipo I.

Metodología

Revisión sistemática de la evidencia científica disponible hasta septiembre de 2010 para la velaglucerasa y hasta enero de 2011 para la imiglucerasa. La validez interna y el grado de recomendación de los estudios incluidos han sido evaluados por un revisor que ha utilizado los criterios de la Scottish Intercollegiate Guidelines Network (SIGN). Se ha realizado una síntesis cualitativa de la evidencia científica.

Resultados

Los datos principales de eficacia de la imiglucerasa y la velaglucerasa provienen de dos ensayos clínicos aleatorizados de fase III, doble ciego y multicéntricos de no inferioridad. El estudio piloto de la imiglucerasa (n=30) se considera de baja calidad, aunque hay que considerar la posibilidad de sesgo en la descripción de los resultados (outcome reporting bias) ya que los datos fueron publicados en 1995. El estudio de la velaglucerasa (n=35) es un estudio con riesgo moderado de sesgo.

Los resultados disponibles confirman que la eficacia a los nueve meses de la imiglucerasa y la velaglucerasa es comparable a la de los respectivos comparadores y que aumentan de forma similar la concentración de hemoglobina en sangre y el recuento plaquetario, y disminuyen el volumen hepático y esplénico. Los resultados de los estudios de apoyo están en concordancia con los estudios pivotales. Los datos de calidad de vida y enfermedad ósea obtenidos en estudios de apoyo de la imiglucerasa y velaglucerasa indican una mejora en ambas variables, aunque fueron variables secundarias y con una muestra limitada.

Según los investigadores, los perfiles de seguridad de la imiglucerasa y la velaglucerasa son similares a los de sus comparadores. Excepto por la prolongación del tiempo de tromboplastina parcial activada observada, no se han identificado efectos adversos inesperados en los ensayos clínicos con velaglucerasa. Tampoco se ha descrito ningún efecto adverso inesperado durante los ensayos clínicos con imiglucerasa. Durante los estudios pivotales no se observó ninguna pérdida por años de vida ganados ajustados por calidad (AVAC) acontecimientos adversos ni se registró ninguna muerte.

En ambos estudios pivotales parece que tanto la imiglucerasa como la velaglucerasa presentaron menos anticuerpos IgG contra glucocerebrosidasa que su comparador.

No se dispone de datos de coste-efectividad de la administración de la velaglucerasa en pacientes con EG tipo I. Se ha identificado una revisión sistemática sobre el coste-efectividad del TSE (imiglucerasa/alglucerasa) para la EG en que se estimó un AVAC de £ 391.000, variable según la gravedad de la enfermedad.

Conclusiones

Los resultados disponibles confirman la eficacia y seguridad de la imiglucerasa y la velaglucerasa como TSE en pacientes con EG tipo I. Aun así, no queda clara la significación clínica de la variable principal utilizada: aumento de hemoglobina. Asimismo, otras variables como la calidad de vida o la enfermedad ósea habrían sido más apropiadas como variable principal de los estudios.


Palabras clave: , , ,