Informes de Evaluación de Tecnologías Sanitarias >> Gestión del conocimiento y calidad. Otras

18/01/2012

Introducción

La actividad quirúrgica genera un importante consumo de recursos en los sistemas públicos de cobertura universal y también produce problemas de listas de espera. Por otro lado, el proceso quirúrgico incluye un circuito asistencial complejo, implicando la coordinación entre diferentes profesionales y el ajuste del tiempo agendado (teórico) y real para una distribución equitativa de los recursos. En Cataluña, que es el ámbito geográfico de este trabajo, no se ha identificado ninguna experiencia publicada que defina indicadores y describa el rendimiento de los quirófanos en los hospitales de la red hospitalaria de utilización pública (XHUP), aunque si se cuenta con diferentes iniciativas en algunos centros y grupos profesionales.

Objetivo

El objetivo de este estudio ha sido definir un marco teórico para medir la eficiencia en la utilización de quirófanos, así como un grupo de indicadores de rendimiento y variables para facilitar su interpretación en el análisis comparativo de bloques quirúrgicos.

Metodología

Revisión de la literatura, con una delimitación temporal de los diez últimos años (enero 2000-abril 2010) consultando las principales bases de datos bibliográficas en el ámbito de la salud e instituciones dedicadas a la evaluación de servicios sanitarios. Se revisaron iniciativas no publicadas a partir de la consulta a expertos clave.

Propuesta de un modelo conceptual, que permitió la agrupación de los indicadores identificados en la literatura de acuerdo al enfoque de evaluación (estructura, proceso y resultado) y dimensiones que emergían en el análisis de contenido de los documentos (p. ej., rendimiento). A partir de la revisión se realizó una priorización de un grupo reducido de indicadores para su posterior discusión y consenso por expertos.

Grupo de expertos: se realizaron dos reuniones presenciales con un grupo interno asesor (GIA) de 25 expertos procedentes de diferentes instituciones, regiones y disciplinas (anestesiología y reanimación, cirugía, enfermería, gestión clínica/sanitaria, investigación en servicios sanitarios, sistemas de información). A partir de los resultados del consenso presencial, se elaboraron fichas más completas de los indicadores para su acuerdo final por correo electrónico con el GIA y otros expertos clave (n = 40). En esta fase, se solicitó que contestaran a un cuestionario para valorar la importancia y factibilidad (rango: 1-10), y el grado de acuerdo ("totalmente de acuerdo", "de acuerdo con modificaciones" o "lo eliminaría") con cada indicador y variable de estratificación /ajuste. Se calcularon las puntuaciones medias y la desviación estándar de importancia y factibilidad y porcentaje de acuerdo con cada indicador y variable propuesta.

Resultados

A través de las dimensiones de eficiencia/calidad asistencial identificadas en la literatura se propuso el modelo conceptual para evaluar el rendimiento de los bloques quirúrgicos. Se incluyeron 78 documentos con un total de 142 indicadores, midiendo la mayoría el proceso asistencial (77%). Los indicadores de proceso más frecuentes fueron los de utilización e incorporaban, en su mayoría, la medida de los tiempos de quirófanos. Se identificaron 17 indicadores que medían el rendimiento global. Otros indicadores adicionales medían costes, así como resultados como la satisfacción de profesionales y pacientes y su seguridad clínica.

El consenso final identificó seis indicadores (dos de los cuales de rendimiento global) y seis variables de estratificación/ ajuste para estudios comparativos, siendo las puntuaciones medias de importancia y factibilidad superiores a 8 y grado de acuerdo moderado (de 80 a 92%).

Conclusiones

No se han identificado revisiones previas de la literatura ni consensos formales de expertos publicadas anteriormente, que definan indicadores para la medida del rendimiento de bloques quirúrgicos en nuestro contexto.

Se propone un modelo téorico para medir la eficiencia en la utilización de bloques quirúrgicos que incluye la disponibilidad de instrumentos de práctica clínica y gestión, habilidades profesionales y coordinación de quirófanos, la utilización, el rendimiento y la productividad, así como la satisfacción de los profesionales y otros resultados de la calidad de la atención y un número manejable de indicadores centrados en la utilización y el rendimiento. Su relevancia, factibilidad y validez, además de por la amplia participación de expertos en su consenso, se reafirma porque son aplicados en la práctica y gestión clínica hospitalaria de forma rutinaria, para la planificación de agendas y asignación de recursos. Por otra parte se han identificado estudios internacionales que confieren robustez y validez a la propuesta. Los indicadores definidos permitirán describir la eficiencia en la utilización de los bloques quirúrgicos, profundizar en factores relacionados con un mejor/peor rendimiento y detectar aspectos de mejora continua en el contexto de Cataluña y otros hospitales públicos del SNS.

Recomendaciones

Para confirmar la utilidad, factibilidad, validez y fiabilidad de los indicadores de eficiencia en la utilización de bloques quirúrgicos, será necesario realizar una prueba piloto que demuestre su utilidad para comparar y monitorizar hospitales.

Se deberían recoger de los centros los siguientes datos: Información de cada intervención/paciente: código identificativo del paciente, fecha de nacimiento, sexo, fecha de la cirugía, unidad proveedora o centro asistencial, número del quirófano donde se realizó la intervención, tipo de quirófano, hora de entrada y salida del quirófano. Información de las horas agendadas teóricas: fecha de la cirugía, unidad proveedora o centro asistencial, código identificativo del quirófano, tipo de quirófano, horas programadas para cada sesión (mañana o tarde) en días laborales de intervenciones quirúrgicas programadas.

Para la implementación de los indicadores, se recomienda la implicación de profesionales vinculados en el BQ y sistemas de información (secretarías técnicas) en cada hospital.

Como en otras iniciativas existentes que incluyen el benchmarking de hospitales para valorar su rendimiento, la implementación de los indicadores propuestos requerirá un análisis exhaustivo para tener en cuenta factores relacionados con un mejor o peor rendimiento para que sea de utilidad para los profesionales implicados en los bloques quirúrgicos, los gestores clínicos y sanitarios.

Indicadores propuestos

1. Tiempo medio de utilización de quirófanos

2. Tiempo de rotación medio entre pacientes en los quirófanos

3. Tiempo agendado medio para quirófanos

4. Número de intervenciones quirúrgicas realizadas

5. Índice de ocupación bruto de bloques quirúrgicos en intervenciones programadas

6. Índice de ocupación neto de bloques quirúrgicos en intervenciones programadas

Variables de estratificación/ajuste

  • Tipo de quirófano
  • Nivel de complejidad del hospital
  • Existencia de un coordinador del bloque quirúrgico
  • Existencia de quirófanos de uso exclusivo para cirugías de urgencias
  • Complejidad de la intervención
  • Presencia de actividad quirúrgica incentivada

  • Palabras clave: ,